Teléfonos chicas

¿Cómo tengo que hacer una llamada a los teléfonos chicas?

Sin agobios

teléfonos chicas

Lo primero que tienes que saber es que no debes de agobiarte. Llama solo cuando quieras sin que nada o nadie te obligue. En el caso de que en ese momento no tengas demasiado tiempo, lo mejor que puedes hacer es dejarlo para más tarde.

Elige un momento en el que estés relajado, en el que sepas que nadie te puede venir a molestar, que no vas a recibir ninguna llamada… en definitiva, que no tengas absolutamente nada que hacer. De esta forma la llamada saldrá mejor.

Es que no sé lo que decir…

Este es el temor que muchos tenemos cuando llamamos a los teléfonos chicas. Algunos de nosotros tenemos dificultades para hablar con mujeres, y esto no va a ser diferente por teléfono (o, al menos, eso pensamos).

Tienes que pensar que en este caso no tienes que seducir a nadie, que ellas están ahí para cumplir con tus necesidades. No te preocupes si no sabes cómo hablar con ellas o de que tema dialogar.

Ellas jamás van a permitir que te quedes en blanco, por lo que siempre introducirán un nuevo tema para que la conversación pueda llegar a ser divertida.

Toques picantes

Pero no pienses que va a ser hablar por hablar mientras cada minuto te está costando dinero. Estas conversaciones, que pueden empezar con un tono casual, se irán desviando progresivamente hacia el erotismo.

Ni te puedes imaginar como una charla trivial sobre donde trabajas se puede convertir en algo puramente sexual.

Cuando estés dispuesto te puedes llevar la mano a la polla y empezar a masturbarte… sin embargo, esto no es obligatorio. Si no te sientes cómodo, cambia de chica y prueba con ella.

Experimenta llamando al número de teléfono de la imagen.